Me gusta escribir, pero

Los días antes de sentarme (cuando logro sentarme) a escribir en el blog son terribles. Tengo una corriente de conciencia que me da ideas de entradas, pero basta con que prenda el pc y quiera teclear estas ideas se van, no son suficientemente buenas o simplemente las dejo anotadas para redactarlas en el futuro.
A veces le cuento a la Caro que voy a escribir en el blog para presionarme, pero la verdad es que la inspiración sigue llegando de madrugada.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.